Oración Patriótica

Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne

28 de julio 2009

 

La celebración de este nuevo Aniversario de nuestra Independencia nos ofrece la oportunidad de reflexionar, en la presencia de Dios, en esta Misa de acción de gracias, sobre el amor a nuestro querido Perú. Lo hago porque siento la necesidad y el deber de cumplir con esta misión en mi doble condición de Cardenal Arzobispo de Lima, Primado del Perú, y ciudadano peruano.

 

Serví a la Iglesia más de diez años como Obispo en Ayacucho, en momentos en que el terrorismo atacaba cobardemente a nuestros pueblos, desolando a numerosas familias y truncando el porvenir de muchos hombres y mujeres, niños y jóvenes, en su gran mayoría de condición muy pobre. Sin embargo, debo afirmar que hasta el día de hoy, el Perú -la mayoría de los peruanos- no ha sabido agradecer con sinceridad y generosidad a quienes ofrendaron generosamente sus vidas, por devolvernos la libertad.

 

Han primado la venganza ideológica y el odio, sobre la verdad de los hechos, persiguiendo incansablemente, con abuso, a muchos compatriotas nuestros –especialmente a humildes Ronderos, miembros de las Fuerzas Armadas y Policiales– que abandonados, muchas veces, a su triste destino, miran con dolor -y desconcertados- a la Patria que los vio nacer y que defendieron.

 

¡Qué peligroso es que la memoria de un país pueda quedar envenenada por el odio, por la venganza, por la desilusión, por las falsas esperanzas, o por mentiras arraigadas! Es necesaria una renovación y una purificación de nuestra memoria. La capacidad de futuro del hombre y de la sociedad dependen de las raíces que tienen, de cómo han logrado acoger en sí mismo el pasado y, a partir de éste, elaborar criterios de acción y de juicio. No habrá reconciliación posible en los corazones llenos de odio y de mentira. Hay que tener la grandeza y el coraje de no dejarse aprisionar por planteamientos ideológicos "políticamente correctos", que campean en este mundo relativista que se tambalea sin principios éticos firmes.

 

"Sin el influjo de la moral no puede haber República", decía José Faustino Sánchez Carrión. Nuestras fuerzas espirituales, hermanos, no siempre han perseverado en la tarea de afirmación nacional. Hay que peruanizar el Perú, esa estima, ese amor a nuestra patria, acentuar la unidad lograda, asentar sobre bases de justicia la convivencia, exaltando los factores que nos congregan  Debemos asombrarnos con optimismo de la unidad nacional alcanzada. Sin inútiles nostalgias románticas del pasado, ni ciegos saltos revolucionarios al futuro. "Sólo son fuertes los pueblos que tienen plenitud de esperanza. Mas no esperanza hecha de lirismo enervante y soñador, sino esperanza activa, tensa por la voluntad de destino"[1].

 

Cada uno de nosotros, lo recordamos en este día de fiesta, debe ser leal, principalmente, al destino de nuestra Patria; no poniendo a nuestra Patria al servicio de las afirmaciones políticas: saber identificarnos siempre con las aspiraciones profundas de nuestro pueblo y luchar con empeño por labrar su grandeza. Cuántas veces hemos cantado con emoción y con gozo: "Tengo el orgullo de ser peruano y soy feliz", qué mejor ocasión para recordarlo.

 

Por ello, me permito recordar la figura de Don Miguel Grau "que es para nosotros, un símbolo: símbolo del deber que se cumple hasta el sacrificio y de la vida que se ofrenda por la Patria. Su recuerdo nos evoca un Perú que sabe ser grande, así en la adversidad como en la fortuna".

 

Hermanos, en el horizonte americano, estamos verificando en esta última década el resurgimiento de "mesianismos prometedores", que ya se demostraron enormemente dañinos en la década de los 60 y de los 70. Hoy que festejamos a la patria, no debemos ceder a esta mancha viscosa de una ideología que pretende extenderse por nuestro Continente, queriendo someter con el sucio dinero y la violencia populista, la independencia sagrada de nuestros pueblos. Alertas, que con la Patria no se juega. No sólo están en riesgo la democracia y el estado de derecho, sino algo mucho más profundo, que constituye el elemento esencial de nuestro ser peruanos: la libertad, la dignidad, la honra, el desarrollo real de los pueblos, la lucha contra la pobreza, la memoria de nuestros antepasados, principios irrenunciables. En estos casos, la Patria reclama de todos unidad inquebrantable frente a los intentos de intromisión extranjera en los asuntos internos.

 

Somos un pueblo que permanece siempre abierto y dialogante con el que venga de buena fe, a colaborar con nosotros en el quehacer nacional; pero implacables y firmes con aquél, sea quien sea, que pretenda desunirnos o disociarnos, en aras de sueños quiméricos que destruyen el desarrollo libre de nuestros pueblos. Un diálogo dulzón y equívoco sólo eleva a los mediocres y entierra los justos anhelos de nuestros pueblos, al manipular la verdad y la justicia. Porque "la democracia es un sistema cuya realización genuina debe compaginar la igualdad con el pluralismo. Y es precisamente en esta difícil articulación donde se juega en buena medida la categoría ética de la democracia y, a la postre, la pervivencia de la democracia misma"[2].

 

Por todo ello, es necesario el orden y la disciplina que generan la "confianza social". Los ciudadanos pueden y deben expresar libremente sus ideas dentro del marco de la ley; de esta manera, las normales discrepancias generan un tejido vigoroso de vida social, y las fuerzas democráticas fácilmente superan cualquier dificultad, por grande que sea, y perfeccionan todo lo que es saludable y bueno para la vida democrática del país.

 

Sin embargo, contemplamos que el racionalismo moderno nos ha acostumbrado a ver la realidad en blanco y negro. Por eso es implacable. Esta actitud del todo o nada es excluyente porque no advierte que casi todas las cosas humanas admiten grados, matices y variedades, que son como el alma de la vida en democracia. El reloj de la historia avanza gradualmente y no a saltos.

 

Y nos preguntamos, ¿hay una respuesta moral a esta crisis internacional que abarca el mundo entero por una mala utilización de los medios económicos, por una enorme codicia, especialmente en los países llamados más desarrollados?

 

Para lograr una patria grande y justa es fundamental la confianza. Uno confía en otra persona cuando sabe que el otro busca tu bien por ti, no por él, ni por sus intereses egoístas, cuando la transparencia brilla en la conducta personal.

 

Por eso, la base natural de una sociedad es la confianza entre sus miembros. La única manera de que crezca la confianza es promoviendo una conducta ética, dirigida por el bien común, que supera el egoísmo de buscar, antes que nada, los propios intereses particulares. Como siempre el imperativo es incrementar la ética de la cooperación sincera en todos los ámbitos: familiar, laboral, empresarial, y en todos los sectores, tanto públicos como privados. "El desarrollo –nos dice el Papa Benedicto XVI- es imposible sin hombres rectos, sin operadores económicos y agentes políticos que sientan fuertemente en su conciencia la llamada al bien común"[3]. No hay motivos para desalentarse. Ante los desafíos, uno se crece, pero por este camino de buscar que esos hombres rectos, operadores económicos, agentes políticos, sientan en su conciencia la llamada al bien común.

 

"Todo lo que es verdadero, noble, justo, puro, amable, laudable, todo lo que es virtud o mérito, tenlo en cuenta. Y el Dios de la paz estará con ustedes"[4].

 

Hace pocas semanas, el Santo Padre Benedicto XVI nos ha entregado al mundo esa carta encíclica, titulada "Caritas in veritate", la Caridad en la Verdad, en la que nos presenta reflexiones sobre fundamentalmente dos principios básicos del desarrollo en una sociedad en vías de globalización: la justicia y el bien común. Si en la economía de mercado no se incorpora de manera seria y normada la dimensión de la ética, no hay tal economía ni tal mercado. Queda un abuso del más fuerte sobre el más débil. La llamada "mano invisible" no lo arregla todo. La economía es de índole social. Por eso, la economía tiene, hoy en el mundo, la gran oportunidad de recobrar su rostro profundamente humano. Su reto actual es mirar a la antropología social y cultural, y especialmente a la ética, que son ciencias que tratan sobre el hombre.

 

"La organización no se promueve sólo con relaciones de derechos y deberes sino, antes y más aún, con relaciones de gratuidad, de misericordia y de comunión"[5]. Levantemos la mirada hermanos, el inmediatismo es el mayor enemigo de un desarrollo serio, "la globalización nos puede hacer más cercanos, pero no por eso nos hace más hermanos"[6]. Ese desafío de fraternidad es el que le dará alma a este país grande, no solamente el reparto material, sino esa dimensión más profunda de amor al prójimo, de amor a aquel pequeño, de aquel anciano, no es un factor de producción, sino un ser humano.

 

Por eso, "la perspectiva de una vida eterna es necesaria, sino, nos quedamos encerrados en la historia, quedamos expuestos al riesgo de simplemente sumar y restar en ese incremento del tener; y de esa manera, perdemos la valentía de estar disponible para los bienes más altos, para iniciativas grandes, para esa caridad universal que el tiempo nos exige"[7].

 

Hermanos, esto no se debe al estado de cosas, no se deriva de la avalancha de acontecimientos y problemas que pueden surgir, sino que está en juego un ideal maravilloso, la necesidad de alcanzar una auténtica unidad. Por eso traemos a nuestra presencia a María, nuestra Madre:

 

–«Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador»[8].

 

"Lograr esta meta –hermanos- es tan importante que exige tomarla en consideración para comprenderla a fondo; y movilizarse concretamente con el «corazón», con la fibra, con la ilusión, con el optimismo, con la firmeza, con el amor a la patria, a fin de hacer cambiar los procesos económicos y sociales actuales hacia metas plenamente humanas"[9].

 

Así sea.

 

X Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne

Arzobispo de Lima y Primado del Perú

 

 

                                                                                                  Lima, 28 de julio de 2009



[1] Raúl Ferrero, Obras Completas, Tomo V, p. 513.

[2] Alejandro Llano, Ética y Democracia, 1989.

[3] Benedicto XVI, Encíclica Caritas in Veritate, nº 71.

[4] Filipenses, 4,4.

[5] Benedicto XVI, Encíclica Caritas in Veritate, nº 6.

[6] Ibidem, nº 19.

[7] Ibidem, nº 11.

[8] San Lucas 1,46.

[9] Benedicto XVI, Encíclica Caritas in Veritate, nº 20.

Leer más...
Publicado por Equipo de Autores on viernes, 31 de julio de 2009
1 comentarios
categories: | | edit post

Amigos: Como fruto de nuestro Encuentro ya hemos quedado para el

I ENCUENTRO de ORA-ACCIÓN, Domingo 2 de agosto

Pasa la voz a tus amigos y familiares.

Muy cordialmente

José Antonio Benito

Horas: de 8 a.m. a 12.m.

Facultad de Teología Pontificia y Civil de Lima, Jr. Carlos Bondy 700, Pueblo Libre (Altura de la cuadra 7 de la Marina, Jr. Castilla)

8 a.m. Santa Misa

9 Meditación: Zaqueo y la conversión: Iván Landa

10 Tiempo de oración en silencio

10.30 Refrigerio

11 Charla formativa: Audacia y valentía en Santa Rosa de Lima: J. A. Benito

12 Plenario. Intercambio de actividades

Inscripción:3326698 remarmaradentro@gmail.com; joseanbenito@gmail.com 993520965

Leer más...
Publicado por Equipo de Autores on domingo, 26 de julio de 2009
3 comentarios
categories: | | edit post

El siguiente testimonio fue expuesto en el taller de Familia y Educaciòn del I Encuentro de Laicos en Marcha en Madrid, por Mari Cruz Corrales.

FAMILIA Y EDUCACIÓN

Somos una familia con cuatro hijos, con edades desde los 17 años hasta los cinco de la pequeña. Vivimos en Hervás, un pueblo de 4000 habitantes en la zona norte de Cáceres, lindando con Salamanca. Nuestra experiencia de familia y educación en la fe está muy condicionada por el lugar donde vivimos, porque estamos muy lejos de cualquier capital donde la Milicia de Santa María, cruzados y cruzadas, esté presente. Pero nosotros hemos intentado siempre vivir en nuestro hogar un estilo diferente de vida con valores que a nuestro alrededor no se palpan, pero no hemos abandonado nunca nuestros valores cristianos ni a nivel individual ni de cara a la formación de nuestros hijos.

Por concretar algunos aspectos, destacaríamos los siguientes:

  • Siempre en nuestro hogar se ha insistido mucho en el rezo diario, cuando han sido pequeños, con ellos, según han ido creciendo, estando muy pendientes de que lo hicieran y especialmente, en épocas como el adviento, pidiendo por alguna intención especial, a la hora de comer, durante el mes de Mayo. No siempre lo hemos conseguido de manera constante, porque muchos días el cansancio nos ha vencido y las tensiones del dia han pasado factura, pero lo hemos intentado. Nuestro libro permanente es el evangelio diario, que procuramos los padres leer todos los días, con el ofrecimiento diario de obras y lecturas ricas espiritualmente, sobre todo por parte de mi marido. Pequeños actos diarios que sabemos que nuestros hijos llevan dentro de su vida y que hacemos con la mayor naturalidad.
  • Participación de nuestros hijos, desde los 8-9 años, en actividades de Milicia. Desde que comenzamos la relación con cruzados y cruzadas, allá por el año 1997, como familia, aunque mi marido ha estado vinculado desde la niñez a esta institución, hemos considerado fundamental que nuestros hijos acudieran a convivencias, campamentos, jornadas…donde han podido conocer desde otras perspectivas el carisma del Padre Morales y les ha hecho mucho bien. Sobre todo lo sentimos en nuestra hija mayor, demostrándonos una madurez en muchos temas que sobresale de la media propia de su edad. Sabemos que los hijos, según pasan por las diferentes etapas de su vida, necesitan de apoyos externos y internos, dentro y fuera de la familia, cuando los amigos sustituyen a los padres, cuando todo lo que les dices crees que cae en saco roto y luego no es así. Siempre agradeceremos la labor de los consagrados, tanto con nuestras hijas como con nuestro hijo, hablándoles claro, con firmeza, cariño, exigiendo mucho pero dándoles más. Sin su ayuda, rodeados del ambiente del pueblo donde vivimos, donde chavales de 14 y 15 años se entregan a todo tipo de placeres mundanos, no podríamos estar seguros de que los cimientos de sus personas están asentados firme y sólidamente. Siempre hemos invitado a este tipo de actividades a amigos y amigas de nuestros hijos, y hemos conseguido un pequeño grupo de chicos que asisten con regularidad tanto a convivencias como a campamentos, seleccionando mucho las familias a las que se invitaba. Todos han tenido muy buenas experiencias pero ,sobre todo las chicas, han dejado de asistir porque dentro de casa, no le dan importancia a este tipo de actividades de tono formativo. Sin embargo, nosotros sabemos a ciencia cierta que son fundamentales en la infancia y adolescencia sobre todo, siendo preferible comenzar desde 4º de primaria, más o menos. Pero es difícil en familias donde la Dios sólo aparece para las celebraciones sociales.
  • En cuanto a nuestra expansión como modelo de Iglesia doméstica en Hervás, participamos desde hace muchos años en las catequesis prematrimoniales, dando nuestro testimonio de matrimonio cristiano, impartimos catequesis al pequeño grupo de jóvenes que desean confirmarse, llegando a establecer con ellos verdaderos vínculos de amistad y intentando llevarles el evangelio a través del día a día, mediante correos electrónicos, artículos de prensa, sesiones de películas especialmente escogidas una vez al mes en las que les ofrecemos una visión del cine cargada de valores, instalando dos veces al año un mercado solidario en el pueblo donde recogemos los objetos que nos donan los niños y los vendemos, enviando el dinero a Cáritas o a instituciones de la Iglesia.,preparando una obra de teatro de navidad con carácter religioso en la que cada vez se implica más gente..recordando al pueblo el verdadero sentido de esa época…una serie de actividades que nos implican muy de lleno en la vida de parroquia y de las que nos sentimos muy orgullosos, aunque en el día a día, muchas veces nos pese el meternos en tantos asuntos.
  • Asistencia a la misa dominical, somos la única familia completa del pueblo que acude semanalmente a misa, los sábados por la tarde o los domingos por la mañana en la única eucaristía que hay en el día del Señor. Por razones de estudios o salidas, no siempre vamos juntos, pero controlamos que todos los hijos vayan un día u otro, y nuestro hijo varón, el tercero, ha animado a su mejor amigo y desde hace ya varios años, colaboran como monaguillos en la eucaristía dominical.
  • Nuestro hogar está siempre abierto, siempre nos ha gustado saber los amigos de nuestros hijos, y siempre hemos invitado a comer o dormir a los que hemos considerado mejores, manteniendo con ellos una relación muy cordial,porque creemos que conociendo a sus amigos, màs nos acercamos a ellos y ellos, a su vez, confían en nosotros cuando los traen a casa y siempre hay palomitas, una peli o una invitación a comer un domingo en la que siempre son bienvenidos.
  • En el día a día, procuramos siempre respetarnos entre nosotros, pedir perdón aunque con las prisas y los roces propios de la convivencia siempre hay gritos y protestas. Nosotros, como padres, hablamos y debatimos, a la hora de comer sobre todo, punto de encuentro diario en el que los seis contamos todo lo que ha pasado y también, nos reímos mucho, procurando que los toques de humor aporten alegría a nuestra casa. Todos participamos de las tareas domésticas  y aunque yo, como madre, sea siempre la más pesada, insisto mucho en lo que deben hacer y si no lo hacen, queda pendiente o se regaña por no haberlo hecho. Trabajando los dos y con horarios llenos de actividades, estudiando mayores y pequeños y atendiendo a mis padres que viven cerca por necesidad, hay días en los que .a mi, personalmente, me faltan horas, pero procuro repartir tareas y cerrar a veces los ojos y pasar por alto los olvidos, aunque no siempre lo consigo y hay roces por ello. Pero, por regla general, nuestros hijos colaboran y a pesar de que hay que recordárselo muchas veces, saben desenvolverse sin tener criada detrás, tanto dentro como fuera de casa. Por lo menos, ellos lo ven y creemos que es muy bueno acostumbrarse a hacer un poco de todo, eso sí, es una tarea que hay que inculcar desde muy pequeños y nosotros así lo hemos hecho.

Para terminar, simplemente comentar que el salón de nuestra casa, está presidido por  un icono de la Virgen María y un cuadro de la Sagrada Familia que, cuando alguien entra en casa, es lo primero que ve. Nos sentimos muy bendecidos en todo, tenemos trabajo, hijos, salud y somos verdaderamente afortunados. Vivir en familia, dando permanente ejemplo de lo que debe ser es ,muchas veces, agotador, porque tanto mi marido como yo tenemos días en los que todo se tuerce y hay que reiniciarse para volver a empezar. Pero este es nuestro lugar, es nuestra misión y siempre mantenemos presente dos máximas del Padre Morales que nos ayudan a seguir  avanzando, "Los días son pocos y hay que aprovecharlos para ser santos " y "No cansarse nunca de estar empezando siempre".


Mari Cruz Corrales
España


Leer más...
Publicado por Equipo de Autores on sábado, 25 de julio de 2009
1 comentarios
categories: | | edit post

El Instituto Secular Cruzados de Santa María y la Asociación Laicos en Marcha tienen el agrado de invitarle a la presentación del libro:

PROFETA DE NUESTRO TIEMPO
Tomás Morales SJ (1908-1994)

A cargo de su autor, D. Javier del Hoyo Calleja.

Compartirán la presentación:
P. Dr. Armando Nieto SJ, Historiador
P. Dr. Carlos Rosell de Almeida, Profesor de la Facultad de Teología Pontificia y Civil de Lima
Dr. José Antonio Benito, Director del Instituto en Perú

Fecha: Jueves 23 de Julio 2009
Hora: 7 PM
Lugar: Auditorio de la Universidad del Pacífico
Jr. Sánchez Cerro N° 2141 - Jesús María
(Alt. Cdra. 20 Av. Salaverry)

Confirmaciones: Telef. 261-8601 / 332-6698

Leer más...
Publicado por Equipo de Autores on miércoles, 22 de julio de 2009
0 comentarios
categories: | | edit post

Laicos en Marcha 2014

Laicos en Marcha 2014
Getafe

Video - Profeta de Nuestro Tiempo

II Encuentro Laicos en Marcha

Video - I Encuentro Laicos en Marcha

Video - I Encuentro Laicos en Marcha
Madrid, mayo del 2009

Video - Hijos de la Libertad

PAX TV En Vivo

Libro - Profeta de Nuestro Tiempo

Libro - Alpinista del Espíritu

Hijos de la Libertad

Entradas populares